xxxiv.

¿Qué vamos a hacer con el lenguaje? ¿Escribí bien? O como ahora que se escribe: Que vamos a hacer con el lengua? o Qué vamos a hacer con el lenguaje? Ya me quieren envolatar la apertura de la pregunta, el simbolito ese en forma de oreja que es simétrico con el que cierra la pregunta. Y también las tildes me las quieren envolatar. ¿No se ve rara la a junto a la hache ahí junticas, seguida por la a? ¿Cómo sería la hache sin hache? Yo no sé. Hagamos un nuevo abecedario: A, B, CH, D, E, F, G, I, J, K, L, M, N, O, P, R, S, T, U, W, Y. Se ve bonito ¿No? Practiquemos palabritas: chino, viejo, chucha, kirostano (esa me la acabo de inventar), kerer, kiosko, esternokleidomastoideo, yota, silofono, malparido, jobial, kamikase, baca, burro, ijueputa, korason, kulo, rason, sapato, kasa, ke, semen, perro, pero, garganta, chimba. Quitémos las tildes ¿son necesarias? Qué lindo, qué vamos a hacer, qué glorioso. ¿Se debe conservar y diferenciar entre el lenguaje oral y el lenguaje escrito? ¿La batalla del lenguaje escrito está perdida con el lenguaje oral? Voy caminando por la calle y escucho: éngase pa aca mor, que lo que le voy a dar es de lo muy güeno, más sin embargo le ajunto la ponzoña para desguamamar el marrano para la fiesta, engase rápido que ya se me acaban los minutos. Y después voy para más arriba y escucho a una sardina diciendo Wao, qué garra ese man, yo sólo escucho lo que él me dice. Y El Cid Campeador, ¿Qué español hablaba él? ¿Será que si le escucho (¿o le oigo?) su español me será más alejado que el francés o el italiano de hoy? Y cómo le hablaban los españoles de Castilla a los moros de Valencia. ¿La lengua que boto es también árabe? ¿Será que españoles de Castilla es una inconsistencia histórica? ¿Cómo es que es? ¿Español o Castellano? ¿Y cómo es la historia? ¿Hay que meter a Franco? Ay se me olvidó una letrica, la Ñ. La Ñ de mi apellido, la Ñ de ñato, de ñiño, de niño, de ñoño, de cariño (o kariño) de kaña, de kañaveral, de peñasco, de Toño. ¿Y la CH? La che que tantas cacofonías forma y tanto le molesta a Natalia. Chayan, Chico, Cucaracha, Chavela, Chavez, chocho, chinchorro, chamaco, chubasko, cholao, Chechenia, chakaras. ¿Será que me pegan si sigo hablando así? La buena ortografía, la escritura de regla se ve muy bonita. Es muy armonioso leer algo bien escrito, pero la pelea está perdida, es la pelea del tiempo. Y desde Correas hasta Mosterín se está proponiendo cambiar el lenguaje escrito a un lenguaje fonético, incluso en el libro Teoría de la escritura de Mosterín – que si le interesa lo consigue en la Luis Ángel Arango, anote pues el número topográfico que es número y letra: 401 M67t; o búsquelo por el ISBN que es 8474261996 – da un ejemplo y da las reglas del lenguaje fonético escrito. Ahora cualquier sardino o sardina (para que vean que yo tengo lenguaje incluyente) o mejor, como dice Mosterín, humán, se nos pone bravo, se nos enoja porque cualquiera se equivoka kon una letrica, que no es s, que es c; que va con g y no con j; que me ponga la h para que kede bien; que me ponga bien las comitas; que no es poner sino colocar; que no es pelo sino cabello. Hay que dolor que pena, Mambrú se fue a la guerra. Ay me mandaron a recojer la ropa. Ya bengo. Ya bolbi. Sigamos con el masato. Y es que se me ponen los bravitos, kien los ve, ¡puritanos! Quietos mis doctores de la Real Academia de Teusaquillo. Para ellos es un asunto moral, son los cruzados del idioma y creen que los errores de la confusión fonética son producto de “un mundo cada vez más ignorante” y que ellos son el último bastión de la lengua. ¡Mentirosos! ¡Hipócritas! El lenguaje no es una forma de exclusión, es una forma de comunicación, y lo que hoy parece error mañana será regla. Ya me acuerdo de niño leyendo el Cantar de Mio Cid, la historia de ese paraco que saco a mis árabes del alma de la península Ibérica, y cierro los ojos, y veo a Granada y sueño con Granada, camino por la Alhambra y miro las inscripciones, las entiendo y veo el hombre de hace mil años en mis ojos. Moros en paz, ca escripta es la carta, buscar nos ie el rey Alfonsso con toda su mesnada. Quitar quiero Castejon: ¡oid, escuellas e Minyaya! ¿Pero que es esto? Castellano Antiguo patrón, ¿pero qué es? ¿Cómo uno puede confiar en las reproducciones escritas bañadas y encharcadas por el huracán del tiempo? Y es que leo la biblia y cada hoja me dice el editor o traductor que no está seguro de si la palabrita se refiere a una montaña del oriente de Egipto o si a una acción, que en la biblia hebrea sale tal cosa y que en la griega otra. Que se creo esto porque tal y tal. ¿Pero cómo que la palabra de Dios se presta a tremenda chambonada? Dios ilumíname, hazme hablar en lenguas y así entender esta belleza. Salió la a, salió la a no sé a donde va.  Oiga o oye. ¿Será que la x si es necesaria? Sexo, quedaría seso, y seso es otra cosa que no es sexo. ¿Y cual letra nos inventamos? Y como hacemos con el usteo, el tuseo y el voseo. Vos sos mi amor, usted es mi amor, tu eres mi amor. Si hablo con el primero me veo como un español o como un argentino o como leyendo novenas navideñas o leyendo traducciones al español de España o como un pendejo. Y es que además si hablo así con mi acento que me pegó la geografía donde caí quedaría mas pendejo. Entonces digo tu eres mi amor, porque acá se suele hablar de a tu, de a ti. Y cuando llegué hablando de a usted me veían como arisco, como desordenado. Entonces ya sé decir tu, ti y conjugar sus respectivos berbos bien. Pero a veces cometo una desfachatez y ay que se me ponen bravitos o bravitas,  y dicen que no sé hablar, que soy ignorante y que debo coger un diccionario. Pero es que el diccionario no enseña a escribir (o hablar), tal vez una gramática o tal vez leer a buenos escritores o escribidores. Hay dos perros, ay dos perros, ai dos perros, ahí dos perros. ¿Cómo lo arreglamos o lo dejamos quietico? O… ¿Para qué pensar en arreglarlo o dejarlo quietíco? ¿Cuál es ese afán por manejar todo y controlar todo? Si el lenguaje se maneja solo, es un umo loko ke da bueltas dexthetadax por el cielo asul. Hoyganez pero es que el asul es mucho más bonito si es azul. El Azul. El Azul de Ruben Darío o el Azul de Los Días Azules. Ay dios (Dios) que me deje esta pensadera del lenguaje. Ya es ebidente. Botemos la v porque cuando se escribe se puede confundir con la u y eso haciendo una demostración matemática me lleva a un desorden mental y una confusión que me ago kaka los pantalones. Pero, ¿Cómo distingimos el boto del que va a una urna a sufragar y elegir o el boto de botar, de desechar algo? Mañana boy a botar nuestro amor. Mañana boy a botar por Simplicio Cáceres. ¿Qué quiere decir eso? Que mañana boy a decidirme y acabar con el amor que tengo con el prójimo o con quien sea el nuestro, o que boy a botar para que funcione. Y la otra: boy a botar a Simplicio Cáceres para algún puesto público o lo ke quiero desir es que lo boy a destruir, acabar, desterrar, desaparecer. Otra cosa que me inquieta mucho son los maestros del matemáticas, yo los veo todo el tiempo escribiendo “si y solo si” y en vez de seguirles la cuerdita de la demostración yo me quedo es pensando en si el solo lleva tilde o no, yo le pondría tilde porque cuando yo estoy solo, en soledad, entonces estoy solo, pero cuando algo es único o una excepción es sólo, que es un adverbio. Entonces me escriben el si y solo si para decirme que si sucede tal cosa acá entonces también sucede allá, y así. Ya me se su tablita de verdad y me se sus propiedades, entre las más bonitas la de Peirce, por decir de paso. Pero es que yo veo a estos magos que me dan clase y no les veo la tilde, el gran hombre decidió no escribir más eso y decidió resumirlo escribiendo ssi. Con eso me quita le pensadera, ¿pero de dónde saca eso? ¿(s)i (s)ólo s(i) ? ¿No estaría mejor (sss)? ¿Y no deja de ser inquietante el sí? Entonces es sí de que sí o si condicional, el tal vez, el de pronto. Ay este bicondicional está jugando conmigo. Como que sí va es el si. ¿Pero la propiedad de Peirce no es con puras implicaciones? Ay yo no sé, como Peirce hizo de todo pues el debe tener tanto una propiedad de Peirce para el bicondicional como para la implicación. El lenguaje debe responder a reglas lógicas, no reglas forzadas por la tradición. El lenguaje debe ser universal y accesible, natural. El lenguaje no debe ser lo que diga yo, vos, tu, usted, el lenguaje debe ser lo que se le de la gana. Vamos a dar una vueltica por el xentro, vamos a el Instituto KARO Y KUERBO. Pasemos por la casa de los Cuervo junto a la plaza de Bolívar, subamos y miremos si hay una cervecita o cervesita.  Ay el tu también lleva tilde. ¿Será que en la Facultad de Filosofía y Letras me enseñan a escribir? Ay karajo, sierto que ya la reforma me la dividió y es Facultad de Ciencias Humanas. Y que ahora es Departamento de Filosofía y que las Letras me las desaperecieron en el país de los desaparecidos. Lo más cercano a las Letras en esa Facultad son los Departamenos de Lingüistica y Literatura que son dos y no uno. Me las separaron y me dejaron cojo, tuerto. Yo paso por ahí y los veo chupando cerveza, hablando mierda, escuchando basura. La vez pasada izke un festival de bandas. Y pasaba por ahí un jueves lluvioso y gritaban kosas del sistema y que sí y que no y esas guitarras desafinadas con una distorsión inmunda, el bajo por un lado, la bateria por otro, la guitarra igual. No es un caos hermoso, es inmundo, cochino. Y el mechudo ese que botaba babaza como si lo estuvieran torturando, ¡Qué gritadera! Y al final de su castigo (o el nuestro) dió un discurso que ahora tanto pendejo da, que apoyen el arte, que el arte aquí, que el arte allá, que chanchán. ¿Pero cuál es ese abuso de las palabras? ¿Este cara sucia le dice arte a eso? Ahora a cualquier bollo reposado en agua le dicen arte. ¿Arte? Yo no voy a hablar del arte porque no tengo tiempo y no hablo de lo que no sé a menos de que tenga ganas de molestar a una que otra alma caritativa. Pero es que hay que fijarse en las palabritas que estamos usando todos los días, qué abuso, qué violación, qué desastre, qué desfachatez, qué suciedad. Este siglo, el que le sigue al siglo de las libertades y las guerras no nos enseñó una cosa: saber cuando callar, saber valorar el silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s